Formación del relieve

1277948061426-Sin_tbnm_tulo.jpg

EL RELIEVE TERRESTRE

El relieve cambia continuamente debido a la acción conjunta de la energía interna del Planeta y la energía externa que llega desde el Sol. El calor interno de La Tierra provoca la formación de cadenas montañosas por choque de placas litosféricas. Este proceso de formación se conoce como Orogénesis.

La energía que proviene del Sol es responsable de la acción de los agentes geológicos externos. Los agentes geológicos externos actúan sobre las cadenas montañosas produciendo la erosión del relieve. A este proceso se le denomina Gliptogénesis.

Los materiales erosionados se transportan y sedimentan dando lugar a nuevas rocas mediante el proceso de Litogénesis.

Todo este ciclo de transformaciones donde se construye y destruye el relieve terrestre se conoce con el nombre de Ciclo Geológico.

tierra1.jpg

La corteza de La Tierra, por ser la capa más externa, se ve afectada por los procesos geológicos que la modelan. Si miramos nuestro planeta desde un satélite vemos un planeta azul, con manchas marrones y blancas. Las manchas blancas son grandes masas de nubes. Las manchas marrones corresponden a los continentes, es decir, a la corteza continental. Las zonas azules son los océanos, bajo los que encontramos la corteza oceánica.

El relieve de la corteza continental y la corteza oceánica es distinto, debido a que cada zona se encuentra sometida a procesos geológicos diferentes.

El relieve continental presenta diferencias con respecto al relieve marino. Puedes aprender las estructuras más relevantes en cada tipo si consultas estos vínculos o visitando las páginas siguientes.

 RELIEVE OCEÁNICO

Bajo las aguas oceánicas encontramos dos tipos de corteza, una pequeña porción de corteza continental y la corteza oceánica. 

Corteza continental bajo las aguas

En la corteza continental se distingue la plataforma continental, que es un área uniforme, con poca pendiente. Esta zona se une al fondo oceánico mediante el talud continental, que es una superficie con fuerte inclinación.

Sin_t_tasdulo.jpg

Corteza oceánica

En la corteza oceánica se distinguen:

  • Dorsales oceánicas: son grandes elevaciones de unos 3.000 metros sobre el fondo oceánico. Se encuentran en los bordes de placas litosféricas asociadas a volcanes submarinos.
  • Llanuras abisales: son grandes extensiones llanas sobre las que encontramos montes submarinos y guyots.
  • Guyots: son montes submarinos de cimas planas. La cima fue erosionada cuando se encontraba a nivel del mar.
  • Fosas abisales: son fisuras estrechas y profundas donde se acumula gran cantidad de sedimentos. Se localizan en los bordes de placa, cerca de un continente o de una zona insular. Están asociadas a la presencia de terremotos.

Sin_t_tdsfulo.jpg

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar